Seguínos en las Redes
  • La boda del año

  • La boda del año

12:07:53 18/01/2015

En 14 años se duplicó el porcentaje de rosarinos que pagan alquiler

Según datos que entregan desde la Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros), en la ciudad ya hay más de 300 mil personas habitando en unas 115 mil propiedades alquiladas. El dato marca que un tercio de la población vive en un inmueble que no le pertenece. El guarismo duplica largamente lo que sucedía hace 14 años, cuando sólo el 13,1 por ciento debía pagar una renta para estar bajo techo.

El incremento en los últimos 14 años de las personas que salieron a alquilar su vivienda tiene múltiples factores. Según coinciden todos los consultados, en primer término (y como cuestión de fondo) el fenómeno está vinculado con el aumento poblacional, el cual ronda el 7 por ciento. Eso se conjuga con el crecimiento en la actividad económica del país en ese período, hecho que tuvo en la construcción de viviendas (ampliando así la oferta) uno de los motores que impulsó el movimiento comercial en la ciudad, y del país.

De acuerdo a datos del Indec, sobre la base del Censo Nacional 2001, la ciudad tenía por entonces 275.334 hogares (inmuebles habitados), de los cuales 36.000 estaban alquilados. Es decir, el 13,1 por ciento vivía en una casa que no le era propia.

Ya en 2010 se notó un fuerte incremento. En aquel momento se censaron 320 mil hogares y los rentados pasaron a ser 60.388, lo que representó un 21,4 por ciento.

Los mismos números ponen de manifiesto que en casi una década, mientras la cantidad de viviendas aumentó un 16,4 por ciento, la cantidad de viviendas alquiladas lo hizo a un ritmo mucho mayor: saltó un 66,7 por ciento.

El trabajo que realizó Cadeiros y que dio a conocer esta semana indica que la curva ascendente no se detiene. Es más, se profundiza.

Actualmente ya hay 115 mil propiedades alquiladas. De ese total, 95 mil contratos se hicieron por intermedio de inmobiliarias. El resto se celebró en forma directa, sin intermediarios.

“Ese dato lo que hace es mostrar que ya casi una tercera parte de la población alquila. Hoy la ciudad tiene 970 mil habitantes y hay un poco más de 300 mil personas que habitan en esas 115 mil viviendas que no son propias” explica el titular de Cadeiros, Carlos Rovitti.

Los porqués

El fenómeno tiene varias aristas y puede ser analizado de diversas maneras. El costado negativo del caso está vinculado con que la demanda de alquiler crece dada la imposibilidad de acceder a la casa propia.

“Eso tiene que ver con las fuertes dificultades que existen sobre todo en las clases medias para acceder al crédito hipotecario. Las tasas son altas para hacer frente a deudas de estas características y los requisitos son, en muchas ocasiones, inalcanzables”, señaló el agente intermediario.

El titular de la Cámara valoró a la par las políticas públicas para afrontar el déficit habitacional. Pero advirtió que aún siguen siendo insuficientes.

“Están los proyectos Mi Tierra, Mi Casa, de la provincia, y el Procrear a nivel nacional. Pero nosotros tenemos un déficit habitacional muy grande, y estos créditos, aunque son muy bienvenidos, son limitados. La realidad indica que la necesidad es mucho mayor”, sostuvo.

Finalmente, Rovitti también mencionó la incidencia de factores culturales y sociales que hacen al aumento de los inquilinatos.

Por un lado, señalo que “se viene observando un aumento en la independencia por parte de los hijos en el núcleo familiar”.

“Los chicos con trabajo logran su independencia económica y eligen irse cada vez más a vivir solos, lo que también aumenta la demanda de inmuebles, especialmente departamentos”, indicó.

“Y después hay un dato novedoso más. Y es que la creciente demanda también tiene que ver con que muchos matrimonios se separan o se divorcian y eso hace que se terminen necesitando dos inmuebles donde antes se contenía al grupo familiar en uno”, concluyó.

La inflación color ladrillo

Los datos en torno al porcentaje de la población que alquila fueron entregados luego de que esta semana una organización que pugna por los derechos de los inquilinos realizara denuncias sobre fuertes aumentos que se están dando en los montos de las rentas.

La Concejalía Popular, entidad que encabeza el ex edil del ARI Nire Roldán, dio a conocer que una pareja o una persona que tuvo que renovar el contrato de alquiler de un departamento de un dormitorio en diciembre de 2014 se encontró con que la renta mensual exigida por los propietarios es, en promedio, un 68 por ciento más elevada que la del anteior contrato, dos años atrás.

Y llega hasta el 78 por ciento en el caso de las propiedades horizontales ubicadas en el macrocentro, según se desprende del relevamiento que anualmente realiza la ONG en Rosario.

Así, el valor promedio que se pagaba por un departamento de un dormitorio en diciembre de 2012 era de 1.765 pesos mensuales. Dos años después, se pasó a pagar 2.963 pesos mensuales.

El informe también arrojó que en el último año (diciembre de 2014 versus diciembre de 2013) el alquiler de un departamento de un dormitorio registró un incremento promedio del 33 por ciento. Empero, la pauta, que supera largamente el índice inflacionario oficial pero también varias estimaciones privadas, tiende a disminuir cuando se revisan los acuerdos alcanzados en los barrios: saliendo de las avenidas el promedio de aumento fue del 28,3 por ciento.