Seguínos en las Redes
  • Delpo, el nuevo rey de Indian Wells

11:51:07 18/01/2015

Zamarini aseguró que "la gestión de Fein es la más débil de los últimos 30 años en Rosario"

El presidente del Concejo Municipal, Miguel Zamarini, aseguró que la gestión de Mónica Fein "es la más débil de los últimos 30 años" y cargó contra el equipo de gobierno: "Se quedó muy atrás, sin respuestas a la ciudadanía y no garantiza lo básico, lo que le corresponde al municipio".

En una entrevista con LaCapital, Zamarini anunció su precandidatura a concejal y el respaldo a Pablo Javkin como postulante a la Intendencia, a Mario Barletta para la Gobernación y a Rubén Giustiniani como primera referencia a diputado provincial.

¿Va por la reelección en el Concejo?

Sí, en el espacio que conformamos con Javkin, Giustiniani y Barletta. Voy a acompañar la candidatura de Pablo a intendente, y la lista quedará inscripta el 13 de febrero.

Lifschitz hizo un llamado para que a nivel provincial se evite el proceso de internas en el Frente Progresista. ¿En Rosario no ocurrió lo mismo?

Eso se dice, pero después no se concreta. Las primarias son el canal para que se terminen de ordenar los candidatos. Al existir la boleta única, además, el ciudadano sabe bien a quién está votando. Las Paso resuelven lo que antes quedaba en la interna partidaria.

¿Si hubiese una iniciativa de unidad para evitar la interna en Rosario cuál sería su respuesta?

Ya no hay margen. Se irá con diferentes candidatos y el ciudadano deberá definir a quién elige. No se trata de ir probando o testeando, se trata de presentar una buena propuesta. No se trata de que uno diga «no me dejaron un lugar», y competiré como lo hice en 2011. Se trata de una decisión política convalidada, porque nosotros no somos un club de amigos. Los congresos partidarios para definir candidaturas no tienen nada que ver con la ley vigente.

Este divisionismo que usted admite era impensado en el socialismo rosarino. Resulta difícil de creer que el presidente del Concejo no tenga un puente directo de diálogo con la intendenta perteneciendo ambos al mismo partido.

De eso que se hagan cargo ellos. Yo actué siempre con mucha responsabilidad, ayudé a resolver los problemas. Por eso no entiendo cuando se molestan con cosas que yo digo. En el Ejecutivo no se pueden tomar las licencias de no dialogar, hay que abordar los temas. Yo resolví ayudar en los temas cruciales que tenía el gobierno municipal, como el presupuesto. Trabajé dentro del Frente Progresista para que eso sea posible, y no es fácil. El socialismo EM_DASHsin contarme a mí que soy el presidenteEM_DASH tiene solamente tres concejales. ¡Tres sobre veinticuatro! Y lo hemos logrado. Y el año pasado sucedió mismo. Siempre trabajé con el objetivo de que el Concejo no sea el causante de un problema de gobernabilidad en Rosario, y finalmente ningún proyecto se quedó varado. Tampoco esperaba con esto que me recibieran con vivas en la Municipalidad. Jamás fui a pedirle a Fein algo a cambio de votar un proyecto. Alguno dijo "Zamarini va a ser candidato del oficialismo". No, voy a ser el candidato de una construcción mucho más amplia.

Es el décimo período que lleva al frente del Concejo. ¿Cómo califica a la gestión Fein?

Es sumamente débil frente a la complejidad de los temas a resolver. Un gobernante debe darle respuestas a la gente, y la intendenta se quedó sin respuestas. De los últimos 30 años, y pensando en los intendentes que ha tenido Rosario, el avance institucional fue tener una mujer al frente de la Intendencia. Se lo digo para que nadie piense en alguna especulación. Pero su gestión, y la de su equipo de gobierno, fue la más débil en estos 30 años. Se quedó muy atrás, sin respuestas a la ciudadanía y no garantiza lo básico, lo que le corresponde al municipio. Evidentemente hay ausencia del equipo de gobierno con capacidad y solvencia para resolver la complejidad de los temas.

¿Con quiénes los compara?

No nos olvidemos la crisis profunda del 2001, cuando yo era secretario de Promoción Social. Muchas ciudades se incendiaban en medio de la crisis, pero acá se sorteó la cosa, había un equipo de gobierno que tomaba decisiones y Hermes Binner era el intendente. A Lifschitz le tocó un buen momento, pero después vinieron pasajes críticos, y a Fein le tocó la parte más crítica, pero no tiene a ningún integrante de su equipo capaz de ayudar a resolver esa crisis profunda. En el Concejo hemos sabido cómo actuar frente a la complejidad del momento.

¿No cree que Fein está pagando costos en su imagen por cuestiones que la exceden? El tema de la seguridad es de jurisdicción provincial.

La sociedad le exige liderazgo y capacidad de gestión a quien tiene más cerca. A eso también debería hacerlo el gobernador en Rosario, que no lo hace. Yo, como presidente del Concejo, me meto en el problema, porque el rosarino nos está demandando a la intendenta y a los concejales que actuemos. La gente quiere que se la escuche y habilitemos canales.

Fein le transmitió su inquietud a Lamberto por la inseguridad en Rosario.

Pero lo que pasa con la inseguridad es un drama, no una inquietud. La intendenta y los concejales somos el gobierno local y debemos liderar ese momento dramático. No estamos sólo para las cosas agradables y los anuncios, nos debemos hacer cargo de todo. Recuerde que en el 2002 tiraban basura en las escalinatas del municipio, había paros todo el tiempo, pero existía liderazgo y se resolvió la crisis. Fuimos a reclamarle a Duhalde, quien era el presidente, que se otorguen recursos a la gente para resolver el problema.

Pero Javkin, quien será su candidato a intendente, dice que el problema es el paso del tiempo, los 25 años del socialismo al frente del municipio.

Es su opinión, pero yo creo que tiene que ver con la formación de los cuadros, de los funcionarios, que ya no es la misma. Antes se escapaban los controles, y en la cuestión social el gobierno local se quedó. La Secretaría de Servicios Públicos decía que si no se aprobaba la tarifa todo el sistema volaba por los aires, y sin embargo nada cambió. Pero se enojan conmigo cuando son los usuarios los que se quejan.

¿Si la candidata no fuese Fein, los reparos serían los mismos?

Depende. Hay rasgos, perfiles de cómo construir la ciudad. Yo veo diferencias con Binner, quien venía de la salud pública, con una impronta social. Lifschitz tuvo otro perfil, muy distinto. Y Fein ni siquiera definió un perfil. Lifschitz lideró un sector de la ciudad, Binner hizo obra pública propia con los pocos pesitos que tenía la ciudad, abrió las calles, hizo los centros de salud, de distrito. Lifschitz se dedicó a otra cosa, buscó desarrollar urbanísticamente la ciudad. Hizo mucho por eso, pero viviendas para la clase media no hubo.

¿Imaginaba hace algún tiempo que Lifschitz y Fein iban a ser candidatos a gobernador e intendente? Se lo pregunto porque provienen del mismo sector interno.

Siempre se dijo que eso no iba a suceder, que se iba a respetar el equilibrio del Frente Progresista. Pero es responsabilidad de los que diseñaron ese esquema. Nuestro espacio es distinto: somos un sector minoritario adentro del Partido Socialista y buscamos afinidad con la Coalición Cívica y con un sector del radicalismo.

¿Schmuck está adentro de este espacio?

Estaba al menos... Estuvo en el lanzamiento del espacio junto a Sebastián Chale. A mí me gustaría que siga estando.

¿Javkin tiene chances de ganarle la interna a Fein?

Depende de él. Es una persona joven, con convicciones, formación política y llegada a la gente. Es una gran posibilidad de alternancia en Rosario para el Frente Progresista.

Fuente: La Capital