Seguínos en las Redes
  • Real Madrid, triple campeón de la Champions

11:38:39 15/12/2013

Aseguran que en los cuatro días de crisis policial hubo menos delitos en las calles

Quienes escucharon el lunes pasado al abogado que ofició de vocero de los policías en medio del conflicto con la Gobernación, Luis Alberto Tomasevich, decir ante la prensa que "sin dudas había bajado el nivel de delitos" durante los cuatro días de acuartelamiento de la fuerza en Rosario, sostienen que cometió un sincericidio. Horas después, el letrado aclaró que cuando dijo "delitos" se había referido a los saqueos que tuvieron lugar en distintos puntos de la ciudad por esos días y los previos también. Pero ya era tarde.

La frase no sólo se escuchó en la vereda de Gobernación y en boca de Tomasevich. También se oyó por parte de los dirigentes de los gremios de taxis y de quienes estuvieron a cargo de la Fiscalía de turno por esos días, porque las comisarías no recepcionaron denuncias. Todos sostienen que durante las 96 horas en que Gendarmería tuvo a cargo la seguridad no se registraron hechos violentos de consideración y primó "cierta" sensación de calma.

El titular de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti), Mario Cesca, aseguró que no hubo robos a taxistas durante la protesta policial. Y lo mismo, pero con otras palabras, replicó el titular del Sindicato de Peones de Taxis, Horacio Boix, al decir: "Cuando estuvieron en la calle Gendarmería y Prefectura, no sufrimos ningún incidente".

El gremialista ya se había expresado en contra del accionar policial en octubre. "La policía no quiere trabajar", había dicho al referirse al asalto que sufrió por parte de una pareja el taxista Horacio Gianotti.

En la Fiscalía de los tribunales provinciales se reconoció que hubo turnos "más agitados" que los de los días del conflicto. Y es más: miembros de la Cámara Penal consideraron que el despliegue de las fuerzas federales que envió la Nación (1.500 agentes) fue lo que provocó un impacto importante y morigeró los delitos.

En las guardias. En las guardias de los hospitales públicos el panorama no se agravó, por el contrario se mantuvo estable y hasta registró menos ingresos de heridos por arma de fuego o arma blanca durante los días de acuartelamiento de la policía provincial.

Al menos eso es lo que confirman los datos parciales de la Secretaría de Salud del municipio sobre tres efectores. Se compararon los ingresos de esos cuatro días de paro policial (6 de diciembre al 10 de diciembre) con los de la semana anterior (29 de noviembre al 3 de diciembre).

Sólo se tomaron en cuenta los ingresos en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), en el Carrasco y en el Roque Sáenz Peña. En el Heca, la primera semana hubo 16 consultas por arma de fuego y la siguiente, la del conflicto, fueron 20. Pero por arma blanca, entre fin de noviembre y principios de diciembre, hubo más consultas (7) en la primera semana que en los días de acuartelamiento (4).

En el Carrasco, una buena. No se registraron consultas por ninguno de los dos motivos en las dos semanas.

En el Roque, la primera semana se contabilizaron 8 consultas por heridas de arma de fuego contra 4 de la segunda semana del conflicto policial. Y también, finalmente, descendió la cifra de heridos de arma blanca entre una semana y otra: la primera se registraron 6 y la segunda 5.

Fuente: La Capital