Seguínos en las Redes
  • Delpo, el nuevo rey de Indian Wells

12:37:26 12/12/2015

Citan a indagatoria a Lula por tráfico de influencias en favor de automotrices

La policía federal brasileña citó para interrogarlo al ex presidente Lula da Silva. La citación se vincula con el caso “Operación Zelotes”, en el que Lula habría realizado tráfico de influencias en favor de empresas automotrices para que consiguieran beneficios fiscales. En la operación está involucrado un hijo de Lula, quien es empresario del sector deportivo. La citación ocurre en un momento álgido político y judicial en Brasil, con la presidenta Dilma Rousseff que enfrenta un pedido de juicio político en el Congreso.

   Según el diario Estadao, de San Pablo, la policía federal envió la citación al ex presidente, lo que implica una intimación a presentarse en la sede de Brasilia de la federal. La citación es parte del expediente del Caso Zelotes, un esquema de compra de medidas fiscales bajo la presidencia de Lula y la de Rousseff. La medida conocida ayer está fechada el 3 de diciembre y define la comparecencia de Lula para el 17 de este mes, en la sede policial de Brasilia. El esquema de Operación Zelotes fue revelado por el propio Estadao en una serie de notas.

   La orden de comparecencia está firmada por el delegado de la federal Marlon Oliveira Cajado dos Santos, jefe de investigaciones del caso Zelotes. El delegado justifica la citación por los “hechos relacionados al lobby realizado para la obtención de beneficios fiscales para las empresas MMC Automotores subsidiaria de Mitusbishi, y del Grupo CAOA (fabricante de los autos Hyundai y revendedora de las marcas Ford y Subaru), así como de otros hechos relacionados con esas actividades”. El Instituto Lula dijo en un comunicado que el “ex presidente Lula no tiene relación con los hechos investigados. La medida en cuestión fue aprobada y publicada por el Congreso en 2013, cuando él no era más presidente de la República. Igualmente, cuando sea notificado Lula estará, como siempre, a disposición de las autoridades para contribuir al esclarecimiento de la verdad”.

   En el caso está involucrado uno de los dos hijos de Lula, Luis Claudio Lula da Silva, quien recibió 2,5 millones de reales —otras versiones hablan de 1,5 millones— de la consultora Marcondes & Mautoni, contratada por las automotrices para hacer lobby fiscal. El joven Lula es dueño de una empresa, LFT, de “marketing deportivo”. Se sospecha que el dinero, unos 600.000 dólares al cambio actual, fue un pago por la publicación de normas fiscales favorecedoras de las automotrices. La policía abrió una investigación sobre estos pagos hechos a Luis Claudio. La declaración de Lula Jr. ante la policía no fue considerada “convincente” por la federal y el Ministerio Público, para quienes no consiguió explicar la razón del millonario pago recibido.

Presos. Los socios de la consultora, Mauro y Cristina Marcondes, están detenidos, lo que indica la gravedad del caso. El Ministerio Público agrega que “es muy sospechoso que una empresa de marketing deportivo reciba un valor tan alto de una empresa especializada en mantener contactos con la administración pública”, en referencia a la consultora Marcondes & Mautoni. Además, un documento alegado por la defensa de Luis Claudio a la policía federal tiene largos tramos de “corte y pega” de sitios como Wikipedia y el futbolístico Trivela, agrega el otro gran diario de San Pablo, Folha. Un objetivo de la investigación es confirmar la información dada por el ex ministro Gilberto Carvalho, quien afirmó ante la federal que Mauro Marcondes es “amigo de Lula”. Ahora los investigadores quieren conocer detalles de la relación entre el lobbysta y el ex presidente, agrega Folha.