Seguínos en las Redes
  • Delpo, el nuevo rey de Indian Wells

22:14:19 01/05/2014

Un partido entre los pibes de 7 de Septiembre y Sparta terminó en una batalla campal

Un partido de la cuarta división de los clubes de fútbol Sparta y 7 de Septiembre terminó este miércoles en una verdadera batalla campal en la zona noroeste de la ciudad y cerca de una decena de jugadores tuvo que ser asistida en el Hospital Alberdi a raíz de los golpes recibidos. Según narraron algunos testigos, en la gresca volaron piedras, botellazos y hasta palos. Es más, uno de los jóvenes jugadores quedó desmayado en el piso.

Todo sucedió minutos después de las 18 del pasado miércoles, cuando el partido entre Sparta y 7 de Septiembre había culminado cero a cero y la visita (7 de Septiembre) empezaba el regreso a casa.

“En ese momento un sector de la hinchada de Sparta los empezó a insultar y de repente un grupo de hinchas y jugadores les empezó a pegar con todo lo que tenían a mano”, contó Claudia Torrano, una de las madres de los jóvenes agredidos.

La cuarta división está integrada por chicos de entre 17 y 18 años. Algunos todavía continuaban en el Alberdi, donde fueron atendidos a raíz de los golpes recibidos.

“Para evitar que esto pasara a mayores tuvo que intervenir el presidente del 7 de Septiembre, que se metió en el medio a separar y después cargó a varios heridos en su camioneta y los trasladó al Hospital Alberdi. Algunos padres también subieron a sus autos a varios chicos golpeados y los llevaron al hospital”, puntualizó Torrano.

Según narraron otros testigos, uno de los jóvenes recibió un fuerte golpe con un palo en la cabeza que le ocasionó un desmayo. “Quedó tendido en el piso, la verdad es que nos asustamos mucho”, dijo uno de los familiares que presenció el partido.

Así, lo que parecía una apacible jornada futbolera en el marco de un soleado Día del Trabajador se transformó en una verdadera batalla campal que, a juzgar por lo que contaron los padres, suele ser bastante común en los partidos de esta liga.

Según describieron, ayer no había mucha seguridad policial y nadie pudo controlar rápidamente al grupo que arremetió con palos y piedras contra los jugadores de 7 de Septiembre.

Fuente: La Capital