Seguínos en las Redes
  • Real Madrid, triple campeón de la Champions

12:14:12 10/06/2018

El gobernador de Córdoba pidió poner a todas las provincias en pie de igualdad

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, pidió poner a todas las provincias en igualdad de condiciones para hacer frente a una de las demandas del FMI: la baja del déficit fiscal. Para ello, reclamó que "inmediatamente" se traspase Aysa (la empresa de agua potable) y Edenor y Edesur (electricidad) a Capital Federal y provincia de Buenos Aires, porque solo prestan servicios en esos distritos.

Tras indicar que no fue consultado sobre el acuerdo con el FMI, advirtió que el resultado "será responsabilidad" de la administración de Mauricio Macri.

"No fui consultado ni para acudir al FMI ni en la negociación con el organismo", subrayó Schiaretti durante una recorrida a una obra pública en Córdoba. Luego advirtió: "Esto es una responsabilidad exclusiva del gobierno nacional. Por lo tanto las consecuencias de este accionar son responsabilidad también del gobierno nacional".

Al referirse a los posibles resultados del acuerdo, señaló que espera que "le acierten para que el pueblo argentino no tenga que pasar zozobra y pueda mejorar su vida".

Por otra parte, dijo que, en atención al objetivo de bajar el déficit del Estado nacional se debe poner a todas las provincias en igualdad de condiciones.

Remarcó que para ello "inmediatamente hay que traspasarle Aysa (la empresa de agua potable) a Capital Federal y provincia de Buenos Aires porque solo presta servicios en Capital y el conurbano" y que "lo mismo hay que hacer con Edenor y Edesur (de electricidad)".

Además, pidió "trasladar los gastos de los servicios de Justicia de la Capital Federal, que la pagamos todos los argentinos, a la ciudad", al tiempo que anotó en la misma lista a los subsidios al transporte de Capital Federal y Buenos Aires, "donde hay cerca de 40 mil millones de pesos a esas dos jurisdicciones".

Según Schiaretti, con esto "el Estado nacional se ahorra al menos cerca de 60 mil millones de pesos y empieza a poner en pie de igualdad a todas las jurisdicciones de la Argentina".

De esta manera Schiaretti retomó la iniciativa que impulsa junto a su par de Salta, Juan Manuel Urtubey, y el jefe del bloque Justicialista del Senado, Miguel Pichetto, para traspasar las empresas Aysa, Edenor y Edesur a Buenos Aires y la Capital Federal.

Ese traspaso inquieta a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quienes en este contexto se convirtieron en dos de los principales interlocutores del gobierno con el peronismo del Congreso.

Días atrás, ambos mantuvieron un encuentro con Pichetto en procura de acuerdos de cara al tratamiento del presupuesto 2019, donde se contemplará el ajuste que deberá encarar el gobierno para cumplir con las metas fijadas por el FMI.